Guatemala's most magical hotel

La Casa del Mundo


"Todas las habitaciones tienen hermosas vistas y están perfectamente equipadas con cómodas camas, telas típicas y flores frescas."


Un lugar en donde diversas culturas se unen para relajarse, compartir experiencias y disfrutar de las gemas del lago de Atitlán. Estamos orgullosos de atender a huéspedes tan maravillosos. De esta manera es como nuestra pequeña "Casa" realmente se convierte en La Casa del Mundo.

Nuestras 17 habitaciones se construyeron una por una en los acantilados del lago a lo largo de los últimos 20 años. Están totalmente equipadas con camas de alta calidad, agua caliente (en su mayoría con calefacción solar), baños, decoraciones mayas tradicionales y espectaculares vistas al lago desde sus blacones de 100 a 250 pies de altura.

Disfruta nuestro hotel!



Relájate, lee, descansa ó abraza a tu pareja en una de nuestras 17 habitaciones: cada una de las cuales posee una arquitectura distinta y ubicación en la montaña.


Todas nuestras comidas están hechas con los mejores y más frescos ingredientes, seleccionados cuidadosamente en el mercado indígena de Panajachel


Imagínate viendo un atardecer sublime del Lago Atitlán sentado en el balcón de tu suite rodeado de jardines.


Aprecia la vista del lago y sus tres enormes volcanes desde La Casa del Mundo.

 
 

Cuando necesites una deliciosa merienda, sube los escalones hasta nuestra cafetería para disfrutar de un batido de frutas recién mezclado o un famoso burrito de desayuno, ensalada de frutas, nachos o un sándwich de aguacate.


Por la noche, los huéspedes se reúnen para cenar juntos y compartir las historias de sus viajes en nuestras famosas cenas familiares. Todas nuestras comidas están hechas con los mejores y más seguros ingredientes disponibles, seleccionados a mano en el mercado indígena de Panajachel y transportados en bote (el único acceso aparte de los antiguos senderos) al muelle del hotel.


Viajeros vienen aquí para relajarse y descansar de sus ocupadas vidas. Muchos olvidan qué día es y son absorbidos por la máxima relajación. Algunos vienen por un día y se quedan por una semana. Utilizan el hotel y su atmósfera como su centro de energía mientras se aventuran a experimentar el color, la vida y la sublimidad del lago de Atitlán.

La Casa del Mundo es mucho más de lo que cualquier imagen, reseña o página web puede representar, así que ven a por ti mismo y descubre este lugar digno de ser el "hotel más mágico de Guatemala".

POSITIVE REVIEWS

766+

Muy buen hotel, posee una buena ubicación dentro del lago y la comida es muy buena (cada noche hay un menú diferente). Las instalaciones son amigables con el medio ambiente, todo es muy limpio y el personal es muy amable, lo recomiendo mucho.